top of page

No hay que distraerse del camino. La luz que ves debe iluminarte, no encandilarte”

                                                                                     Adriana Rusansky Harris

Es importante destacar que no tenemos un ALMA, sino que SOMOS UN ALMA. Cuando comprendemos este primer concepto durante el proceso de evolución integral, descubrimos inmediatamente que tenemos un cuerpo, el verdadero templo donde reside nuestra alma. Nuestra mente es un conjunto de capacidades cognitivas. Solo tenemos mente y cuerpo. Somos alma. Alma es la esencia inmaterial que nos hace ser lo que somos y no otra cosa.

En coaching espiritual, consideramos que el alma nunca muere y su enriquecimiento proveerá al cuerpo y a la mente de un medio ambiente revitalizador, energéticamente positivo y altamente vibracional.

Como cuidar el alma que somos en este cuerpo y mente que tenemos?

  • Comer sano.

  • Evitar la actividad mental excesiva.

  • Evitar productos toxicos de cualquier naturaleza.

  • Practicar Qi Gong o Tai chi. Ambas son técnicas maestras.

  • Agradecer al Universo por la evolución que manifestamos y por la vida.

  • Evitar emociones excesivas o estimulación excesiva.

  • Mantener una relación firme y de confianza con Dios o el Universo.

  • Desarrollar la intuición y sobre todo el “Yo Elevado”

 

Hay una parte de ti que sabe todo sobre ti y tiene acceso total al espacio cuántico por encima de ti. Eso se llama tu Yo Superior. Es importante conectarse con el Yo elevado, comprender su mensaje y reconocerlo.

Cuando trabajes tu parte espiritual, retomaras el poder energético para transformar tu vida, y creeme, nadie podrá detener tu camino al éxito.

bottom of page